Close
Stories
Las pandemias más letales de la historia
Las pandemias más letales de la historia

Así ha sido la relación de amor-odio entre Ucrania y Rusia

La relación entre Ucrania y Rusia es compleja y ha pasado de momentos de amistad a momentos de tensión, pero en esta ocasión parecen involucrar a toda Europa y a la OTAN.

Ricardo Justo  ·  enero 28, 2022
views 18  views
tiempo 6 mins
Actualización: febrero 8, 2022 - 05:14 pm
Así ha sido la relación de amor-odio entre Ucrania y Rusia
UCRANIA Y RUSIA

La de Ucrania y Rusia es una de las relaciones mas complejas que puede haber entre dos países, y ahora con los movimientos de tropas rusas cerca de la frontera ucraniana, las cosas se complican aún más. Ciertamente la relación de Kiev con Moscú ha ido de entendimiento a irse distanciando más y más, sobre todo en los últimos años, debido a la intervención rusa en los conflictos de Ucrania y la anexión de una parte de su territorio por parte de Moscú.

La relación entre ambos países inicia con la Rus de Kiev entre los Siglos IV y XII, que consistía en una federación de tribus eslavas que se extendía desde el mar Báltico hacia el mar Negro y que es el origen de ambos países.

Durante la época de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), ambos países continuaron con su relación, aunque no fue tan agradable para Ucrania. Ya que de 1932 a 1934 en ese país, debido a las políticas stalinistas, se produjo el Holodomor (palabra ucraniana que significa “matar de hambre”). una hambruna que costó la vida de siete millones de personas.

Tras la disolución de la URSS en 1991, Ucrania y Rusia mantenían lazos de entendimiento, aunque posteriormente se dio un acercamiento de los gobiernos ucranianos hacia Europa, estableciéndose en 2012 un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, lo que molestó a Rusia. Moscú ejerció presión para que el presidente ucraniano Viktor Yanukovich en el 2013 suspendiera el acuerdo. Esto terminó provocando molestia en la población, que se manifestó, provocando que Yanukovich saliera del país.

Esa inestabilidad política fue aprovechada por Rusia para hacerse con el control de la península de Crimea mediante un referéndum considerado ilegal por muchos países. A este hecho sucedieron posteriormente rebeliones de prorrusos en la región del Donbás (Donetsk yLuhansk), conflicto que permanece en la actualidad y que, de acuerdo con autoridades ucranianas, ha cobrado la vida de 14 mil personas.

¿Por qué ambas naciones están en conflicto de nuevo?

La actual tensión deriva de que Ucrania está en negociaciones para entrar a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), junto a Georgia, por lo que ya serían otras dos ex repúblicas soviéticas más las que estarían integrando este organismo, compuesto por: Bélgica, Canadá, Dinamarca,  Estados Unidos, Francia, Islandia, Italia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Portugal, Reino Unido, Grecia, Turquía, Alemania, España, Hungría, Polonia, República Checa, Bulgaria, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Letonia, Lituania, Rumanía, Albania, Croacia, Montenegro y Macedonia del Norte.

De esos miembros, tres son ex repúblicas soviéticas (Estonia, Letonia y Lituania), por lo que con el ingreso de Ucrania y Georgia serían cinco. Asimismo seis eran antiguos miembros del Pacto de Varsovia (Hungría, Polonia, República Checa, Eslovaquia, Bulgaria y Rumania).

El viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Ryabkov, ha asegurado que es: “absolutamente obligatorio garantizar que Ucrania nunca se convierta en un miembro de la OTAN”.

Ante esta situación Rusia ha desplegado, a decir de los servicios de inteligencia occidentales, cien mil efectivos en varios puntos de su frontera y de acuerdo con el Ministerio de Defensa ucraniano los efectivos son 114 mil, los cuales se encuentran repartidos en zonas limítrofes ubicadas al noreste, este y sur del país. En los que se incluyen 92 mil soldados de infantería, y fuerzas aéreas y marítimas.

Fue en diciembre cuando miembros del ejército ruso iniciaron ejercicios militares a gran escala en más de 30 campos en seis regiones diferentes, de acuerdo con lo que señaló el Gobierno de Kiev. Ante esto se han dado ejercicios militares tanto por parte de Rusia, como de la OTAN,  Siendo el 24 de enero cuando se dieron los más recientes de Rusia, ya que la armada de ese país realizó sus operaciones en el mar Báltico, espacio que comparte con Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Alemania, Dinamarca, Suecia y Finlandia.

Las embarcaciones partieron hacia el litoral ubicado al norte de Europa para realizar maniobras antisubmarinas y de defensa antiaérea.

Ante estas acciones en Europa y en Estados Unidos ha existido la preocupación de que Rusia llegue a invadir Ucrania, algo que han negado desde Moscú, y acusan a Occidente de haber incrementado las tensiones. El gobierno ruso ha señalado que “responderá adecuadamente” si Estados Unidos aumenta su número de tropas en Europa del Este.

Por parte de la OTAN, con tropas de 29 países, incluyendo de Estados Unidos y la Unión Europea, se han fortalecido sus posiciones en Europa del Este. Algo que ha confirmado el mismo secretario general de la alianza, Jens Stoltenberg, quien refirió que este organismo ha puesto sus tropas en estado de alerta y reforzado la zona con más barcos y aviones de combate.

¿Qué ha pasado con la vía diplomática?

Aunque Estados Unidos y el Reino Unido han enviado armas y más material bélico a Ucrania, es cierto que dentro de Europa no todos reman en el mismo sentido, ya que Alemania se ha negado a enviar armamento a la nación del este de Europa. Por otro lado, tanto España, como el mismo Gobierno teutón han apostado por el diálogo, mientras que países como Suecia y Dinamarca han apostado por reforzar su presencia en el Báltico, mientras las conversaciones entre Rusia y Estados Unidos se han mantenido.

Pero, ¿qué es lo que pide Rusia a la OTAN y Occidente? Ellos piden que la OTAN le niegue la entrada al organismo a las ex repúblicas soviéticas de Ucrania y Georgia, además de que se retiren las tropas del organismo de los países ex comunistas de Europa del EsteEstados Unidos ha respondido por escrito a estas peticiones con una negativa, por lo que Moscú ha señalado que seguirá en el diálogo, pero sin “ningún entusiasmo”.

¿Qué pasa entonces en Ucrania ante esta situación?

En Ucrania el Ejército sigue movilizado, además de que se ha decidido entrenar a la población ante un eventual ataque por parte de Rusia a sus territorios, aunque también el gobierno de Volodymyr Zelensky ha buscado que se realice una cumbre internacional en el que participen también Alemania Francia.

¿Cuáles podrían ser las sanciones más efectivas para disuadir de acciones rusas contra Ucrania?

Si bien las sanciones a Rusia luego de anexionarse la península de Crimea no parecieron funcionar para disuadir al país euroasiático, algo que sí parecería hacer retroceder a Moscú de posibles acciones contra Ucrania es que se desconecte al sistema bancario ruso del mecanismo S.W.I.F.T, un sistema de identificación de transacciones financieras que interconecta a la banca mundial.

Otra medida sería el impedir la operación del gasoducto Nord Stream 2, una línea que va directamente desde Rusia hasta Alemania, que actualmente está suspendido. Este gasoducto ha sido calificado por el presidente Zelensky como un “arma política” del Kremlin, ya que al activarse éste, en lugar de la forma en que se viene haciendo hasta ahora el transporte de gas a Europa desde Rusia, le significaría a Ucrania una pérdida de ingresos por dos mil millones de dólares al año. Debido a que es lo que recibe la nación por el hecho de que el gas que envía Rusia a Europa pasa precisamente por el país.

Al respecto de este gasoducto y la disputa con Rusia la ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, ha dejado claro que si se da una mayor escalada de Rusia el gasoducto “no podrá entrar en servicio”.

Este es un conflicto que todavía no tiene un posible final y ante ello, varios países han tomado acciones. Por ejemplo Canadá ha ordenado la repatriación de los familiares de los diplomáticos que el país norteamericano tiene en Ucrania. Siguiendo los pasos de los gobiernos de Estados Unidos y Reino Unido. “Hemos tomado la decisión de sacar temporalmente a los niños menores de 18 años de empleados canadienses de la Embajada, así como a los miembros de sus familias”,  fue lo que declaró el Ministerio de Asuntos Exteriores a France Presse.

Hay que señalar que la medida tomada por el gobierno estadounidense no fue bien recibida por Kiev, que la consideró excesiva.

Por otro lado, el gobierno sueco realizó una recomendación de no llevar a cabo viajes que no sean esencialmente necesarios a Ucrania, elevando el nivel de alerta a zonas más conflictivas. Es de señalar que ya se había prohibido por parte de ese gobierno los viajes de cualquier tipo a la península de Crimea y a las regiones en conflicto de Donetsk y Lugansk.

Este es un conflicto que de momento no pareciera más que escalar, pero habrá que esperar que se resuelva de la mejor manera lo más pronto posible.

Fuentes: France 24 | France 24 | El País | BBC | National Geographic.