Close
Stories
Las pandemias más letales de la historia
Las pandemias más letales de la historia

La sonda japonesa SLIM vuelve a funcionar luego de apagón

La sonda de la JAXA, SLIM, entró en funcionamiento luego de un apagón debido a que no pudo generar energía con sus células solares.

Ricardo Justo  ·  enero 29, 2024
views 127  views
tiempo 2 minutos
Actualización: febrero 12, 2024 - 01:20 pm
La sonda japonesa SLIM vuelve a funcionar luego de apagón
Foto obtenida con los instrumentos de la sonda SLIM. | Foto JAXA.

El Smart Lander for Investigating Moon (SLIM) japones entró en funcionamiento luego de varios días de apagón, esto debido a que no podía generar energía con sus células solares, esto luego de su alunizaje el 19 del mes pasado.

La agencia espacial japonesa, JAXA, en una publicación de sus redes sociales del 29 de enero señaló que la comunicación con SLIM se estableció con éxito anoche y sus operaciones se reanudaron.

Y añadieron que: “Las observaciones científicas se iniciaron inmediatamente con la MBC [cámara multibanda] y obtuvimos la primera luz para la observación de 10 bandas. Esta figura muestra un ‘caniche de juguete’ observado en la observación multibanda”.

Japón había aterrizado con éxito su sonda en la Luna, sin embargo la nave inicialmente experimentó problemas cuando los paneles solares de SLIM dejaron de suministrar energía, luego se cortó la energía del módulo de alunizaje, a pesar de esto la agencia espacial nipona explicó que se mantenía la posibilidad de generar energía y recuperar la misión.

Pese a este corte energético los dos vehículos de exploración desprendidos de la nave antes de alunizar si funcionaron y enviaron una imagen del módulo de aterrizaje, refiere Europa Press.

Hay que recordar que SLIM fue lanzado en septiembre del año pasado y tiene la misión de estudiar sus alrededores, los cuales son una zona en el Mare Nectaris, que se encuentra a 15 grados al sur del ecuador lunar, tarea que realiza utilizando su espectrómetro abordo.

Los datos del instrumento podrán revelar información sobre la composición del área, lo que a su vez podría ayudar a entender la formación del satélite y su evolución.

Fuente: Europa Press.

Up site