Close
Stories
Las pandemias más letales de la historia
Las pandemias más letales de la historia

¿Las dos Coreas se pueden reunificar como Alemania?

El histórico encuentro entre los líderes de Corea del Norte y del Sur, Kim Jong un y Moon Jae-in, y la promesa de desarme nuclear de Pyongyang parecen augurar un futuro mejor en la península y la caída de tensiones entre ambos países por varias décadas. Incluso, después de la reunión intercoreana el pasado 27 […]

Francisco Muciño  ·  mayo 5, 2018
views 16  views
tiempo 4 mins
Actualización: mayo 16, 2018 - 08:16 pm
¿Las dos Coreas se pueden reunificar como Alemania?
corea_norte_sur_laiyka

El histórico encuentro entre los líderes de Corea del Norte y del Sur, Kim Jong un y Moon Jae-in, y la promesa de desarme nuclear de Pyongyang parecen augurar un futuro mejor en la península y la caída de tensiones entre ambos países por varias décadas.

Incluso, después de la reunión intercoreana el pasado 27 de abril, Moon Jae in dijo que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, debería ganar el Premio Nobel de la Paz por los esfuerzos para que ambos países tuvieran un acercamiento luego de que las relaciones llegaran casi al punto de una conflagración.

Por su parte, Kim Jong un prometió que Corea del Norte abandonará su programa de armas nucleares, una condición que le permitiría al mandatario norcoreano reunirse con Trump en el mes de mayo, aún con fecha y lugar por confirmar.

Las dos Coreas, separadas desde la Segunda Guerra Mundial y distanciadas tras un conflicto armado que dejó tres millones de muertos entre 1950 y 1953, parecen haber encontrado un camino para encontrar una paz más estable. Pero ambos países han hecho guiños para tener un acercamiento más estrecho.

¿Las dos coreas buscan reunificarse?

Ninguno de los dos presidentes ha hecho una declaración oficial, pero la reunificación es un tema recurrente entre los dos países. Moon Jae in, abogado de profesión y de formación socialdemócrata, llegó a la presidencia de Corea del Sur luego del escándalo de corrupción que desembocó en la destitución de la anterior mandataria, Park Geun Hye. Moon Jae in es partidario del diálogo con Pyongyang y el régimen norcoreano ve con buenos ojos su política de reconciliación. Inclusive, en el gobierno de Corea del Sur opera un Ministerio de Unificación.

Aunque por años ha sido la parte beligerante, Corea del Norte ha mostrado más apertura desde la llegada de Moon Jae in al poder. Ambos países han hecho gestos simbólicos de unión, como competir bajo una misma bandera en los últimos Juegos Olímpicos de Invierno. Inclusive, Kim Jong un mencionó en la reunión con su homólogo: “somos una sola nación.”

 

¿Se pueden unir Corea del Norte y del Sur, como pasó con Alemania?

Hay coincidencias que hacen recordar la unificación de Alemania tras la caída del Muro de Berlín en 1989. Ambos países fueron divididos por Estados Unidos y la entonces Unión Soviética en la Guerra Fría y gobernados por regímenes socialistas y capitalistas.

Pero los buenos deseos se ven eclipsados cuando se contraponen los contextos gepolíticos y económicos de las dos Coreas. El sitio de análisis Geopolitical Futures hizo una comparación de Alemania con Corea y enlistó los factores que juegan en contra de la unificación en la Península Coreana.

 

Gráfico: Geopolitical Futures.

 

Amplia desigualdad económica

La gran brecha económica que separa a Corea del Sur con la del Norte es inclusive mucho más amplia que la que tenían la Alemania Oriental (socialista) y Occidental (capitalista). El PIB per cápita de Corea del Sur es de 27,538 dólares, según el Banco Mundial, lo que lo hace un país casi 50 veces más rico que Corea del Norte.

Samsung, Hyundai o Kia son algunas de las empresas insignia de Corea del Sur, que coloca a la nación como líder en el sector tecnológico y automotriz, mientras que su vecino del norte mantiene la economía centralizada, controlando los sectores de metalurgia, minería, transporte y agricultura. Además, el país sufre un bloqueo económico internacional que es mitigado por la ayuda de China.

La unificación traería grandes costos que en su mayoría tendrían que ser solventados por Corea del Sur.

Respaldo de China a Corea del Norte

Si la dinastía Kim se ha mantenido en el poder más de 70 años es porque China ha estado detrás del régimen todo este tiempo. Tras la Guerra de Corea, Beijing apoyó a su vecino a recuperarse mucho más rápido que Corea del Sur. Para China es estratégico mantener a Corea del Norte como su aliado porque es la última barrera entre los países asiáticos que son aliados de Estados Unidos (Japón, Filipinas y Corea del Sur).

Sistemas políticos diametralmente opuestos

Mientras Corea del Sur es una democracia de estilo occidental, su vecino del Norte es un Estado socialista que practica un totalitarismo extremo. Amnistía Internacional acusa al régimen de Pyongyang de diversas violaciones a los derechos humanos, como la tortura, pena de muerte, detención y encarcelamientos arbitrarios.

Artillería apunta hacia Seúl

Además de las armas nucleares, Corea del Norte cuenta con artillería pesada, incluidos cañones de largo alcance y lanzacohetes, que apuntan hacia la capital de Corea del Sur. Pyongyang mantiene este arsenal como una constante amenaza si es atacado por otros países. Cualquier intento de reunificación implicaría retirar todo ese arsenal que apunta hacia Seúl y su área metropolitana, donde vive casi la mitad de la población surcoreana.