Explotados, desunidos y amenazados: el panorama de los periodistas en México

| 24 noviembre, 2018
Explotados, desunidos y amenazados: el panorama de los periodistas en México

Foto: Pixabay

Bajos salarios, poco tiempo para investigar, especializarse o establecer estándares profesionales y constantes amenazas dentro y fuera de sus medios forman parte del entorno que enfrentan día a día la gran mayoría de los periodistas en México.

¿Por qué es importante? Porque México es uno de los países más peligrosos y con menos garantías para ejercer el periodismo.

Bajos salarios, poco tiempo para investigar, especializarse o establecer estándares profesionales y constantes amenazas dentro y fuera de sus medios forman parte del entorno que enfrentan día a día la gran mayoría de los periodistas en México, de acuerdo con un estudio en el que se entrevistaron a 377 profesionales en activo de todo el país.

Tres cuartas partes de los periodistas encuestados cuentas con estudios de licenciatura, por lo que cuentan con los conocimientos y habilidades necesarias para realizar su trabajo. Sin embargo, solamente un 30% de ellos gana más de 15,000 pesos al mes. Un 14% gana hasta 5,000 pesos, 33% percibe entre 5,000 y 10,000 pesos y 23% entre 10,000 y 15,000, según el reporte Panorama de los perfiles demográficos, laborales y profesionales de los periodistas en México, publicado por Media Global Journal México.

En la investigación hecha por las académicas Mireya Márquez-Ramírez, de la Universidad Iberoamericana y Sallie Hughes, de la Universidad de Miami, se indica que el perfil educativo del periodista mexicano es preponderantemente profesional. Sin embargo, “la preparación profesional no necesariamente implica que los periodistas cuenten con una licenciatura en periodismo, comunicación, y campos afines, pues aunque sí se trata de las carreras de preferencia de los periodistas, casi una tercera parte de ellos (31.7%) se especializó en otro campo de estudios.”

La mayoría de los periodistas cuenta con más de diez años de experiencia y más de un cuarto tienen entre cinco y diez años de experiencia. Los medios digitales son los que, previsiblemente, cuentan con el menor número de periodistas experimentados, con sólo un tercio de ellos.

El 83% de los periodistas entrevistados trabajan de tiempo completo en su medio; no obstante, un 35% tiene otra actividad remunerada además del periodismo. Esto revela que, pese a la preparación y la experiencia con la que cuentan, los ingresos que perciben son insuficientes para subsistir.

Únicamente una quinta parte (21.5%) está especializado en un solo sector, tema o fuente. 78.5% no está especializado (cubre varios temas y fuentes).

Grupo heterogéneo en prioridades, prácticas y ética

Solamente un 25% de los encuestados pertenece a una asociación profesional o colegiada de periodistas.

“Encontramos que el gremio periodístico no es mayoritariamente colegiado y por tanto hay poca unión gremial o pocos organismos tanto de regulación como de establecimiento de estándares normativos y profesionales”, indica el estudio.

A los 377 periodistas encuestados (de un universo estimado de 20,000 que trabajan en México), se les preguntó cuál es la importancia de su rol profesional, lo que arrojó diversas respuestas. Las cinco visiones que obtuvieron el mayor número de respuestas son:

  1. Reportar las cosas como son
  2. Promover la tolerancia y la diversidad cultural
  3. Fomentar el cambio social
  4. Promover y defender la legalidad y los derechos humanos
  5. Dejar que la gente exprese sus puntos de vista

Entre las respuestas, destaca que los periodistas no se ven como voceros del gobierno ni dar una buena imagen a los líderes políticos. Sin embargo, tampoco quieren ser los adversarios de estos actores.

En democracias consolidadas con economías de mercado, las funciones de los periodistas tienden a ser más homogéneas, existiendo claras divisiones entre quienes priorizan los roles asociados a la objetividad periodística, al llamado ‘periodismo watchdog’, o bien, cada vez más frecuentemente, al infoentretenimiento (…) en América Latina, los roles reflejarían culturas periodísticas híbridas”, indican las autoras en el reporte.

Estas visiones diferentes sobre las funciones de los periodistas hacen que tengan estándares éticos diferentes. Cuando se trata de métodos de reporteo controversiales, 41.8% dijo que está “justificado en ocasiones”, usar documentos confidenciales de empresas o del gobierno sin autorización; 46.3% está de acuerdo en usar cámaras o micrófonos ocultos, hacerse pasar por alguien más (33.2% de respuestas), recurrir a la recreación o dramatización de las noticias por medio de actores (30.4%) o hacerse emplear en una empresa u organización para acceder a información de primera mano (30.3%).

Llama la atención que un 2.7% dijo que está “siempre justificado” alterar o fabricar citas textuales, 2.4% aceptar dinero de las fuentes y 2.1% alterar fotografías.

 

Bajo amenaza y cuestionamientos

Los profesionales entrevistados para el estudio, publicado en 2017, coincidieron que los aspectos que han aumentado más en su trabajo son los crímenes contra periodistas o ataques de la delincuencia organizada y la inseguridad pública en general.

40% admitió haber recibido amenazas. De este porcentaje, el 43% dijo que el origen de la amenaza fue una noticia sobre el crimen organizado, el 35% dijo que por una noticia política, 2.6% por una noticia económica y un 20% dijo que fue otro origen o combinación.

En los temas de cobertura, los periodistas encuestados (46% son reporteros) dijeron que tienen mucha o completa libertad para investigar y publicar sobre pobreza, pueblos indígenas y minorías raciales y desigualdad económica y social. No obstante, los temas en los que sienten menos libertad para publicar son las organizaciones criminales, las Fuerzas Armadas y la élite política.

32% considera que ha disminuido mucho o algo el tiempo disponible para investigar y documentar historias. 20% dijo que ha disminuido la libertad del periodista para tomar decisiones editoriales, 20% también cree que ha bajado la credibilidad del periodismo y 13% considera que ha bajado la relevancia del periodismo para la sociedad.

No obstante, también consideran que ha disminuido la censura dentro de sus medios y las presiones de censura del gobierno, por lo que el crimen organizado queda como la principal amenaza para el periodismo.

Radiografía Periodismo

Radiografía Periodismo

Comentarios

Comments