California, último destino del avión presidencial (por ahora)

| 2 diciembre, 2018
CALIFORNIA, ÚLTIMO DESTINO DEL AVIÓN PRESIDENCIAL (POR AHORA)

Avión presidencial: Twitter SHCP

El avión presidencial usado durante el sexenio de Enrique Peña Nieto saldrá mañana lunes a las 11:00 horas de la Ciudad de México con destino a una base en San Bernardino, California, donde permanecerá inoperante, pero tendrá mantenimiento.

La Fuerza Aérea Mexicana estará a cargo del traslado y la custodia del avión, confirmó el director del Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras), Jorge Mendoza.

Dos técnicos permanecerán en la base de San Bernardino, donde el fabricante de aeronaves Boeing tiene un centro de pruebas, para dar mantenimiento al avión.

El funcionario dijo que, de esta manera, se preserva “el patrimonio de todos los mexicanos a través de medidas de austeridad”.

El Estado Mexicano adquirió la aeronave Boeing TP01787-8 en noviembre de 2012, mediante un contrato de
arrendamiento financiero suscrito por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP), como arrendataria, Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), en su carácter de adquirente, y la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), como usuario final.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, indicó desde su campaña presidencial que vendería el avión al considerarlo muy caro e innecesario. “Este avión no lo tiene ni (Barack) Obama”, fue uno de los mensajes más sonados que dio.

El ahora mandatario prometió que vendería el avión, pero se desconoce si ya se cuenta con un comprador y cuál será su destino final.

Un avión de más de 300 mdd

El avión Boeing 787-8 con configuración básica tuvo un costo para el Estado mexicano de 218.7 millones de dólares, (2,952 millones de dólares al tipo de cambio de entonces), de acuerdo con la solicitud de información 02120000036418 hecha por Pablo Casas, director del Instituto Nacional de Investigaciones Jurídico Aeronáuticas, dirigida a la Presidencia de la República.

No obstante, el precio inicial de la aeronave era de 127 millones de dólares. “La gran diferencia entre lo firmado y lo pagado (91 millones de dólares) por el avión presidencial, implica fácilmente el costo de un avión nuevo con características menores al BOEING 787-8”, indicó Pablo Casas Lías en un documento donde dio a conocer el resultado de la solicitud de información.

Tal vez te interese |  Súper bacterias matarán a 2.3 millones de personas

En otras solicitudes de información dirigidas a la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) y a Banobras, los costos de customización de la aeronave fueron de 81 millones de dólares y 23 millones de dólares en refacciones y accesorios, lo que da un total de 322 millones de dólares.

En el contrato de equipamiento de la cabina se incluyen los siguientes costos:

  • Cocinas y componentes: 3.1 millones de dólares.
  • Muebles a medida: 13.1 millones de dólares
  • Chapas/madera: 1.1 millones de dólares
  • Asientos: 8.2 millones de dólares

Comentarios

Comments