¿Viste el video de los robots haciendo parkour y te dio miedo? No te preocupes, no están listos (aún) para reemplazarnos

| 23 agosto, 2021
¿Viste el video de los robots haciendo parkour y te dio miedo? No te preocupes, no están listos (aún) para reemplazarnos

No es la primera vez que los robots Atlas hacen gala de sus destrezas.

La semana pasada, la compañía estadounidense de ingeniería y robótica Boston Dynamics publicó un video en el que dos de sus robots Atlas practicaban parkour. Es decir, estaban sorteando obstáculos, caminando sobre barras y dando saltos mortales invertidos. Todo con la agilidad que muchos humanos ya quisieran para hacer estas destrezas.

Esta demostración de lo que son capaces de hacer estos robots provocó asombro en muchos y también terror no en pocos. Para una generación que creció viendo las películas de Terminator y Robocop, en la que los protagonistas son robots humanoides pesados y lentos, ver a unas máquinas de 1.52 metros de altura y 86 kilos de peso correr, ejecutar saltos y desafiar hasta los límites humanos renueva el temor de que estas tecnologías, si bien no nos dominarán, seguramente podrán desplazar a las personas en miles de tareas.

No es la primera vez que los robots Atlas hacen gala de sus destrezas. En 2020 un video los mostraba dando sus mejores pasos de baile con una coordinación que muchos envidiaríamos. Pero ante aquella demostración y esta hay, literalmente, un salto de avance en capacidades. Para bailar, solo hay que aprenderse los pasos, pero dar flipbacks en el aire es otra cosa.

“Los movimientos de Atlas están impulsados por la percepción ahora, y no lo eran entonces”, explica Scott Kuindersma, líder del proyecto Atlas en Boston Dynamics.

“En esta iteración de parkour, el robot está adaptando comportamientos en su repertorio en función de lo que ve. Esto significa que los ingenieros no necesitan preprogramar los movimientos de salto para todas las posibles plataformas y huecos que pueda encontrar el robot. En cambio, el equipo crea una menor cantidad de comportamientos de plantilla que pueden adaptarse al entorno y ejecutarse en línea”, explicó en un artículo publicado en el sitio web de la empresa.

Tal vez te interese |  Alemania abre una investigación contra Apple por prácticas anticompetitivas

En otras palabras, los robots no tuvieron que aprender una rutina preestablecida para hacer parkour, sino que adoptaron un comportamiento a partir del entorno que percibieron con todos sus sensores.

Entonces, ¿ya podemos tener miedo?

El hecho que un robot humanoide móvil pueda tomar esa clase de decisiones hoy abre la puerta a miles de posibilidades, cientos de aplicaciones y muchas probabilidades que estas máquinas pueden hacer tareas igual o mejor que los humanos. Desde hace tiempo la robótica ya había rebasado la frontera de los trabajos mecanizados, pero los robots Atlas lo acaban de dejar claro para todo el mundo.

¿Es momento de temer por nuestros trabajos o de hacernos a la idea de tener a los humanoides como coworkers? Aún no. Para empezar, los robots Atlas no están en venta ni fueron hechos para comercializarse. Atlas es una plataforma de investigación, no un producto comercial.

A lo largo de 10 años, Atlas ha aprendido varias cosas, caminar en la nieve, saltar, a trabajar y hasta aguantar maltrato laboral. Pero hasta ahora se ha mantenido como un experimento. Si una empresa quiere un robot de Boston Dynamics, puede adquirir a spot, una máquina cuadrúpeda, no sin antes llenar un cuestionario de la empresa para revelar el uso que le dará al producto.

Pero no significa que el día en que convivamos con robots móviles que tomen decisiones propias esté lejos. ¿Cuánto falta? Scott Kuindersima lo ve así:

“Me resulta difícil imaginar un mundo dentro de 20 años en el que no haya robots móviles capaces que se muevan con gracia, confiabilidad y trabajen junto a los humanos para enriquecer nuestras vidas. Pero todavía estamos en los primeros días de la creación de ese futuro.”

Así que no hay motivos (aún) para preocuparse. Queda tiempo para aprender más sobre cómo viviremos con las máquinas entre nosotros.

Comentarios

Comments