Close
Stories
Las pandemias más letales de la historia
Las pandemias más letales de la historia

Canadá se unirá al nuevo acuerdo de comercio con EU y México

Canadá y Estados Unidos alcanzaron un principio de acuerdo para mantener el tratado comercial con México, aunque éste cambiará de nombre.

Laiyka Staff  ·  septiembre 30, 2018
views 14  views
tiempo 3 mins
Canadá se unirá al nuevo acuerdo de comercio con EU y México
Foto: mx.usembassy.gov

Canadá aceptó la noche del 30 de septiembre unirse al nuevo acuerdo de libre comercio que pactaron Estados Unidos y México a finales de agosto, lo cual daría fin a las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), las cuales iniciaron hace 13 meses.

De acuerdo con información del Washington Post, funcionarios de los tres países se unieron a las conversaciones del fin de semana para apoyar un principio de acuerdo trilateral. Grupos empresariales y legisladores del Partido Republicano también habrían presionado por que se mantuviera el formato original del TLCAN.

Estados Unidos se había autoimpuesto el 30 de septiembre como fecha límite para enviar al Congreso el principio de acuerdo del acuerdo comercial para ser ratificado. El 6 de noviembre se celebran elecciones intermedias en las que los republicanos tratarán de defender su mayoría ante los demócratas en las Cámaras de Representantes y de Senadores.

Por otro lado, el nuevo acuerdo alcanzado hoy permitiría al presidente de México, Enrique Peña Nieto, firmar el TLCAN renegociado antes de que termine su mandato el 30 de noviembre.

Tensas negociaciones con Canadá

Estados Unidos y Canadá mantuvieron tensas negociaciones después de que el gobierno de Trump y el de Peña Nieto alcanzaran un marco de acuerdo, pero faltaba superar las diferencias entre Washington y Ottawa. Inclusive, se dudó de la viabilidad del TLCAN y de que sólo sobreviviera un acuerdo bilateral.

Los temas que más incomodaban a Canadá eran la supresión del Capítulo 19 de TLCAN, que trata sobre la resolución de controversias comerciales, y la presión por abrir su sector de productos lácteos, fuertemente protegido de las exportaciones estadounidenses.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dijo en un mensaje de Twitter que hoy fue “un gran día para Canadá y nuestros más cercanos socios comerciales. Más (detalles) mañana…

Por su parte, la ministra de asuntos exteriores, Chrystia Freeland, dijo en un comunicado conjunto con el representante comercial, Robert Lighthizer, que el nuevo acuerdo “brindará a nuestros trabajadores, agricultores, rancheros y empresas un acuerdo comercial de alto nivel que dará como resultado mercados más libres, un comercio más justo y un sólido crecimiento económico en nuestra región. Fortalecerá a la clase media, y creará empleos buenos y bien remunerados y nuevas oportunidades para los casi 500 millones de personas que consideran que América del Norte es su hogar.”

Ambos funcionarios agradecieron la participación del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, durante los 13 meses que duró la renegociación.

Nuevo nombre, sin el “Libre Comercio”

El nuevo acuerdo comercial también tendría un nombre diferente, pasando de ser el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés) ahora al Tratado Estados Unidos-México-Canadá (USMCA). Los funcionarios involucrados empezaron a llamar al acuerdo de esta forma.

A falta de mayores detalles, el presidente Donald Trump sería el principal ganador de la renegociación. Durante su campaña por la presidencia, llamó en repetidas ocasiones al TLCAN “el peor acuerdo de la historia” para Estados Unidos y prometió desecharlo o renegociarlo. Una de sus prioridades, según varios reportes, era que el acuerdo cambiara de nombre.

Estados Unidos también logró aumentar el porcentaje mínimo de contenido regional de los autos manufacturados para que sean libres de aranceles, de 62.5% a 75%. También impuso que ciertos componentes automotrices sean fabricados por trabajadores que ganen 16 dólares por hora, una condición que afectaría en un principio a México, caracterizado por su mano de obra barata.

Aunque seguirá el acuerdo trilateral, Trump, cuya política comercial proteccionista es una de sus principales señas, logró borrar el “libre comercio” al menos en el nombre. Faltará ver si en los hechos sobrevive este concepto.