¿Recuerdas el sarampión? Un rebrote en EU y pocas vacunas amenazan a México

| 11 agosto, 2019

Fuente: Pixabay

Un rebrote de sarampión en Estados Unidos y otras partes del mundo, además del escepticismo hacia las vacunas, ponen en alerta a las autoridades en México, que no contará con suficientes vacunas hasta diciembre.

El sarampión, una enfermedad casi erradicada en México y cuyos últimos casos reportados recientemente han sido por contagios en el extranjero, puede amenazar con volver al país debido a dos factores: uno externo y el otro interno.

Primero, un rebrote en Estados Unidos, debido al rechazo a las vacunas por algunos sectores de la población, ponen en alerta a las autoridades sanitarias de los estados donde surgen más casos.

En segundo lugar, la preocupación por los casos de la enfermedad en México que se contraen desde Estados Unidos u otros países también encienden las dudas sobre si se contarán con las vacunas suficientes para inocular a los sectores más vulnerables.

La Secretaría de Salud federal publicó en abril de este año una advertencia sobre los riesgos de viajar a Estados Unidos y Europa, esto debido a nuevos brotes de sarampión, por lo que da recomendaciones para quien tenga que ir a estas dos regiones, como aplicarse la vacuna correspondiente si no lo hicieron cuando niños, y poner atención a los síntomas como: “fiebre, enrojecimiento de ojos, congestión nasal, tos, manchas pequeñas dentro de la boca y exantema (ronchitas) que inicia en cara y cuello, y después se extienden a todo el cuerpo; se transmite por contacto directo con gotitas provenientes de la nariz, de la boca o la garganta de una persona infectada”.

Abundó además que los lugares en los que tiene el reporte de brotes de la enfermedad son los estados de: California, Colorado, Connecticut, Georgia, Illinois, Kentucky, Nueva York, Oregón, Texas y Washington.

Y añadió que “por el número de casos de sarampión en Europa, las recomendaciones de viaje deben adoptarse para cualquier país de ese continente”.

Esta situación ha preocupado a las autoridades europeas, estadounidenses y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quienes empezaron a adoptar medidas para solucionar esto y que el sarampión vuelva a ser una enfermedad controlada y casi erradicada en algunas partes del planeta.

Pero empecemos por lo elemental: ¿Qué es el sarampión?

Según el médico general, Juan Manuel Tinoco Martínez, del Instituto de Salud del Estado de México, es una enfermedad viral que afecta mayormente a infantes menores de cinco años, aunque también puede presentarse en personas adultas debido a que, probablemente, no recibieron la vacuna cuando eran niños y se transmite por contacto. Si no se atiende esta padecimiento, puede generar problemas mayores como sordera.

¿Qué es una vacuna? El galeno señaló que una vacuna es una preparación de antígenos, que contienen un virus o bacteria inactiva que, al introducirse en el cuerpo, provoca la activación de las defensas naturales del cuerpo, para que cuando la enfermedad se presente de manera natural en la persona, los anticuerpos actúen de manera eficaz.

Mencionó que no hay riesgos al aplicar las vacunas, sólo se pueden presentar efectos secundarios que son momentáneos como dolor, temperatura o algún malestar, recalcando que este es menor al beneficio de aplicarse una vacuna y señaló que son muy pocos casos los que se presentan en que el individuo inmunizado padezca efectos secundarios.

Señaló además que los riesgos de no vacunarse son, aparte del obvio contagio de la enfermedad, provocar secuelas a la salud de los infantes, como en el caso de la poliomelitis, que genera una afectación en la motricidad, principalmente en los pies, además de volver más complicada la atención del problema de salud, implicando un mayor costo.

Si los “riesgos” de vacunarse son menores al beneficio ¿por qué se están presentando nuevos brotes y por qué la OMS la considera uno de los diez riesgos a la salud mundial?

Precisamente la OMS ha enlistado el rechazo a la vacunación como una de las diez amenazas a la salud global que se enfrentan en estos tiempos, además de las enfermedades que surgirán debido al cambio climático; padecimientos originados por el sedentarismo; la resistencia que han generado las bacterias y otros organismos a los tratamientos; el VIH SIDA, entre otras.

En su informe “Diez amenazas a la salud global en 2019”, el organismo señala que el sarampión ha tenido un incremento del 30% de los casos a nivel mundial, pero las razones son complejas y no se debe solamente al rechazo a recibir la inmunización, ya que un grupo asesor de la institución en materia de vacunas señaló que otras causas son: la complacencia, la dificultad de acceder a estos medicamentos y la falta de confianza como razones que definen como “subyacentes” a esta resistencia.

Por ello, diseñó un plan estratégico de 5 años denominado: el 13º Programa General de Trabajo, el cual tiene como objetivo garantizar que “mil millones más de personas se beneficien del acceso a la cobertura de salud universal, mil millones más de personas estén protegidas de emergencias de salud y mil millones más de personas disfruten de una mejor salud y bienestar.”

Rebrote de sarampión en EU

En Estados Unidos, según el artículo de Julia Belluz en Vox, más de 1,090 personas se han contagiado de sarampión entre enero y julio de 2019, mientras que en Nueva York el virus se ha propagado desde septiembre del año pasado entre algunos grupos poblacionales, como judíos ortodoxos que rechazan las vacunas por “preocupaciones de seguridad infundadas”, mientras que en Washington las causas para evadir la inoculación son la desconfianza en los funcionarios de salud y en las farmacéuticas.

Belluz mencionó que la apertura que dan algunas legislaciones estatales en la Unión Americana permite que muchos padres puedan evadir la vacunación, argumentando motivos religiosos o filosóficos, aparte de los médicos, por lo que, ante los brotes, en algunos estados decidieron modificar esto y eliminar las motivaciones religiosas o filosóficas como justificación para evitar la vacunación, dichos estados son: Washington, Nueva York y Maine.

Y abundó que en estados donde la legislación no es tan laxa como Missisipi o Virginia del Oeste, las tasas de cobertura de las vacunas son altas, lo que les favorece no tener que lidiar con algún brote de la enfermedad.

Asimismo, señaló que un problema del sarampión es que, en una población no vacunada, una persona con la enfermedad puede infectar a 12 o 18 más, siendo una tasa mayor a otros virus como el ébola, el VIH o el SARS que sólo podrían infectar entre dos y cuatro personas.

Estados Unidos y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han empezado a actuar contra esta situación para evitar que el problema se agrave.

Escasez de vacunas en México

En México, además del comunicado que emitió la Secretaría de Salud, el médico Tinoco Martínez señaló que en la unidad médica en la que labora en el municipio de Naucalpan, Estado de México, se tiene la orden por parte de su director general de que, a personas con síntomas gripales y la presencia de ronchas, se les haga una revisión para descartar que sean casos de sarampión, además se les envía al hospital para que ahí se les haga una prueba y se les mantenga en el hospital para evitar otros contagios.

Además se mantienen las tres campañas de vacunación que se realizan en los meses de febrero, mayo y octubre, como señaló Adriana Marquez, jefa de enfermeras de la unidad clínica naucalpense, quien refirió que se realizan también a la par campañas de concientización sobre la importancia de que se completen los cuadros de vacunación de los niños.

Afirmó que las campañas de vacunación que se realizan en esa unidad han sido exitosas, ya que la mayoría acude a vacunarse, exceptuando quienes cuentan con una seguridad social diferente al Seguro Popular, que es el que aplica para ese centro de salud, o personas que no cuentan con el tiempo disponible por cuestiones laborales.

Comentó que no ha habido tanto problema con personas con una creencia errónea de las vacunas, solamente con algunas personas que llegan de fuera de la comunidad, o con personas a las que los mismos pediatras les afirman que no es necesaria la vacuna, algo que, ella refiere, no es lo que promueven.

Sin embargo, las expectativas para la campaña de vacunación para octubre no son muy positivas, ya que han padecido por una temporada la carencia de vacunas e incluso la de sarampión precisamente es escasa en esos momentos, por lo que esperan que para octubre se pueda resolver la situación de la distribución, ya que no les han hecho llegar el insumo tanto como se necesita.

Mismo problema que señaló el galeno Tinoco como el principal que enfrenta el sistema de salud mexicano, que es la falta de insumos médicos.

Algo claro en este asunto es el hecho de que tanto la sociedad, como los gobiernos deben de actuar para volver a poner a raya este padecimiento, antes de que pueda escalar a algo mucho más grande, cumpliendo con objetivos claros como el hacer más accesible para la población las vacunas y medicamentos y la sociedad debe dejar de guiarse por creencias o información falsa y, como dijera el médico Tinoco, considerar que lo primordial debe ser el cuidado de la salud.

Comentarios
Tal vez te interese |  EU se prepara para abandonar tratado nuclear con Rusia