Estos son los riesgos en el plan de ingresos 2019 de AMLO

| 24 diciembre, 2018

Imagen de archivo de plataformas de Pemex en área de Cantarell.

Es importante porque: El gobierno de AMLO tiene programas prioritarios que cumplir y cuenta con poco espacio fiscal para obtener más dinero.

El Paquete Económico 2019, compuesto por la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos, contempla que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador obtenga más dinero por la producción petrolera de Pemex y de una mayor recaudación por parte del SAT.

Para lograr estos objetivos, el gobierno federal incrementará el presupuesto de Pemex para exploración y producción, mientras se espera que el brazo recaudador obtenga más ingresos de una mayor fiscalización y persiga las simulaciones de operaciones, por ejemplo, empresas fantasma que emiten facturas apócrifas.

El riesgo es que estas fuentes de ingresos enfrentan variables de incertidumbre que pueden afectar los ingresos del gobierno entrante, que tiene un ambicioso plan de programas de inversión y sociales, que ascienden a más de 250,000 millones de pesos.

 

¿Cuánto esperan ganar por petróleo?

El Senado de la República aprobó el pasado 21 de diciembre la Ley de Ingresos 2019, de la cual se espera la Federación obtenga 5 billones 838 mil 059 millones de pesos, 23,000 millones de pesos más que lo propuesto por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) cuando envió el Paquete Económico al Congreso el pasado 15 de diciembre.

Se prevé que los ingresos tributarios (IVA, ISR, IEPS y otros) asciendan a 3.287 billones de pesos, 7.0% más que en la Ley de Ingresos de 2018.

Mientras que los ingresos petroleros serían de 1.044 billones de pesos, 14.3% más que en 2018. Este incremento se basa principalmente en una mayor producción de petróleo de Pemex y un precio promedio de 55 dólares el barril.

 

¿Cuáles son los riesgos?

Ramses Pech, analista independiente del sector energético, indica que la meta de producción de Pemex no está alineada con el plan de la Secretaría de Hacienda. La petrolera estatal prevé incrementar su producción diaria a 1.787 millones de barriles de petróleo en 2019, de acuerdo con el Plan de Producción de Aceite y Gas  2019-2024 presentado el pasado 15 de diciembre. Pero, por su parte, Hacienda espera que la producción sea de 1.847 millones de barriles. Es decir, la empresa tendría que extraer 60,000 barriles más cada día para cumplir el objetivo de Hacienda.

Tal vez te interese |  Y tú, ¿te has preguntado si estás en bancarrota?

“La producción de crudo en México dependerá principalmente del incremento de la producción en exploración y actividades operativas. Es importante mencionar que estos rubros requieren inversión alta y algunos son de alta incertidumbre”, comenta el especialista en un análisis.

De acuerdo con información de Pemex, la producción de crudo en octubre fue de 1.764 millones de barriles diarios. Esto significa que, para cumplir con lo planeado en el Paquete Económico, la empresa tendría que aumentar su producción 4.7% el próximo año.

Además, los ingresos petroleros también están sujetos a que el precio del barril de crudo se ubique por arriba de los 55 dólares presupuestados. Al 20 de diciembre, la Mezcla Mexicana de Exportación (MME) cotizaba en casi 47 dólares por barril.

Entre enero y noviembre de 2018, el barril de la MME tuvo un precio promedio de 63.4 dólares, de acuerdo con información del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Desde la caída de los precios del petróleo en 2014, los ingresos públicos provenientes de Pemex cayeron de 3.0% del PIB a 1.9% del PIB.

Gráfico: CIEP.

 

 

Ingresos tributarios

La Ley de Ingresos prevé que se obtengan 3.287 billones de pesos por ingresos tributarios, 7.0% más que lo aprobado en 2018. La mayor cantidad vendrá del Impuesto Sobre la Renta (ISR) por 1.734 billones de pesos, y del Impuesto al Valor Agregado (IVA), por 989,011 millones de pesos.

Estas metas de recaudación, en principio, parecen alcanzables. Entre enero y octubre de 2018, los ingresos por ISR fueron de 1.378 billones de pesos y por IVA de 781,725 millones de pesos, de acuerdo con la SHCP.

¿Cuál es el riesgo?

El presidente López Obrador se comprometió a no subir impuestos ni crear nuevos durante los primeros tres años de su mandato, por lo que el incremento de la recaudación tributaria vendría de un mayor crecimiento económico.

Tal vez te interese |  Caen ingresos de Pemex, pero IEPS a gasolinas entra al rescate

No obstante, 2019 iniciará con una perspectiva de crecimiento global a la baja, derivada por las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, mayores tasas de interés que restringirían el financiamiento, afectando a México.

En el paquete económico se prevé un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 2.0%, menor al 2.3% de crecimiento con el que, se espera, cierre el país en 2018.

En segundo lugar, López Obrador prometió bajar los impuestos en la frontera norte del país, del 16% al 8% en el IVA, y del ISR a personas morales, del 30% a 20%. Aunque esto no fue incluido en el Paquete Económico, el mandatario puede emitir un decreto presidencial con reglas estrictas de operación para los contribuyentes que quieran aprovechar esta ventaja.

En los Criterios General de Política Económica (CGPE) 2019, se menciona que el costo fiscal (lo que dejará de recaudar Hacienda) por estas medidas será de 42,200 millones de pesos. Aunque una estimación del CIEP indicó que la pérdida recaudatoria podría ser de entre 83,148 millones y 104,412 mdp. Sin embargo, no se tendría una estimación más precisa hasta que se conozcan las reglas de operación.

El gobierno federal espera que las potenciales pérdidas por estos beneficios fiscales se compensen con una mayor eficacia recaudatoria del SAT. No obstante, el organismo realiza una reestructura en la que está prescindiendo de miles de personas en su personal e, inclusive, llevó a cabo la supresión total de algunas administraciones desconcentradas.

Por otra parte, el Senado aprobó la Ley de Ingresos con 23,000 millones de pesos adicionales, indicando que esta suma saldrá de una mayor fiscalización a contribuyentes y en la detección de empresas fantasma y facturas apócrifas, por lo que el organismo recaudador tendrá una presión adicional para obtener más ingresos.

Para saber más: Así gastará AMLO en su primer año de gobierno

Comentarios

Comments